Jenifer Sánchez Medina

Baja por Ansiedad Laboral


No era capaz de pasar por delante de una tienda de la misma cadena en la que trabajaba


Ansiedad, baja laboral, reincorporación con éxito


Hace un año Silvia tuvo que pedir una baja laboral por ansiedad en el trabajo. Es una mujer con muchísima experiencia profesional, que trabajaba -y trabaja- en una cadena de tiendas de ámbito internacional que cuenta con varias sucursales en España.

No nos vamos a detener en los nombres, pero es fácil encontrar una de estas tiendas en cualquier ciudad. La falta de competencias de quien lideraba provocaba de forma continua malestar en todo el equipo. Silvia miraba hacia otro lado, justificaba y sonreía.

Hasta que un día, dejó de sonreír. Los ataques de ansiedad eran tan intensos y limitantes que muy a su pesar, no le quedó otra que aceptar la baja laboral que la médica le llevaba ofreciendo meses y meses. La ansiedad laboral persistía pese a estar de baja Silvia estaba convencida que al dejar de trabajar la ansiedad desaparecería (pues era el trabajo quien la había provocado: verbaliza)

Caemos en el error de pensar que la ansiedad se va sola y sin embargo todas las evidencias científicas remarcan la importancia de comenzar un tratamiento no farmacológico. Incluso en aquellos casos donde sea necesaria medicación.

“La medicación es necesaria, pero no suficiente”

¿Cuándo se dio cuenta Silvia que necesitaba terapia?

La ansiedad seguía afectando a su vida diaria, a pesar de no estar trabajando. Aun siendo consciente de esto, no buscó ayuda hasta que …paseando por la calle de una ciudad a más de 500km de su residencia, vio una de las tiendas de la cadena para la que trabaja. Y en plena calle sufrió un “ataque de ansiedad”: sentía que le faltaba el aire, que el corazón se le salía del pecho y su discurso fue: no no no no no no ….

La ansiedad había aumentado hasta un punto en que no fue capaz, no sólo de entrar en la tienda, sino de pasar por delante. Pero el malestar y agobio aumentó cuando se dio cuenta que tras ese viaje le estaba esperando su puesto de trabajo, pues tenía fecha para reincorporarse.

Trabajo intenso, constante y seguido

Dado que no teníamos mucho tiempo, empezamos a trabajar con Silvia con el objetivo de que se incorporara al trabajo, pero consiguiendo manejar aquellas situaciones que antes la desbordaba. Nos dedicamos a ella de manera intensa, constante y seguida y pronto empezó a aprender qué era la ansiedad laboral y qué técnicas y herramientas existían para gestionarla. En definitiva, cómo hacer para volver a agarrar las riendas de su vida.

Silvia se reincorpora al trabajo tras varias sesiones previas

Tras varias sesiones previas para prepararse para dar el paso, Silvia se reincorporó al trabajo. No estaba sola, ya que desde Tu Giro Positivo la acompañamos de manera continua para conseguir que se mantuviera ahí. Tras ocho sesiones continuadas, Silvia aprendió a escucharse, a entender qué era la ansiedad y a tener las herramientas y estrategias necesarias para confrontarla.

Después de un año sigue en su puesto de trabajo y no ha necesitado recurrir de nuevo a una baja laboral. ¿El motivo? La ansiedad ya no es la que manda y dirige su vida, sino que ahora es ella la protagonista en su propia historia de vida.

Los del trabajo no cambiarán

Muchas veces, cuando un trabajador solicita una baja laboral, lo hace porque no ve ninguna alternativa a su situación, no saben qué hacer.
Uno de los puntos más positivos de Silvia es que no se conformó simplemente con tomar medicación y dejar el tiempo pasar. Tampoco esperó a que las personas que conformaban su día a día laboral, cambiaran, porque eso no iba a suceder. Silvia decidió coger las riendas de su vida y tirar hacia adelante con todas las consecuencias.

El testimonio de Silvia

“Es muy curioso que ahora me estén pasando cosas peores que cuando me cogí la baja, pero que no me afecten cuando otros asuntos menos importantes no me dejaban vivir. Ahora sólo yo decido, he recuperado el papel que quería jugar en mi vida y vuelvo a ser la protagonista, ni el trabajo, ni los compañeros, ni nada que pueda pasar en ese ámbito”

He vuelto a recuperar mi esencia, mi identidad, ahora me miro y me reconozco. El trabajo es importante para mí, pero ahora ocupa el lugar que le corresponde y a los conflictos le doy solo el peso que se merecen, nada más.

Para Silvia

Fuiste muy valiente al reconocer que necesitabas ayuda y al aceptar las sesiones de terapia. Lo fácil hubiera sido solapar una baja con otra y esperar a que el tiempo “lo curara todo”, pero te pusiste manos a la obra para superar la ansiedad. Gracias por haber creído que lo harías, y por hacerlo, además en tiempo récord. Estamos muy orgullosos de que ya no necesites terapia. ¡Enhorabuena!

¿Y tú? ¿Tienes ansiedad laboral?
Si los domingos son una tortura porque el día siguiente es lunes, si pensar en el trabajo te produce malestar, si crees que magnificas las situaciones laborales, tal vez necesitas hablar con nosotros.
Si quieres ver otros casos de éxito, te invitamos a conocer a Ana o a Carmen.
Echa un vistazo a sus historias y pide tu sesión informativa gratuita.


Agenda una cita


Foto de FreePick

Abrir chat
Hola
¿En qué puedo ayudarte?