Jenifer Sánchez Medina

Ser feliz no es estar contento todo el día

Se habla y se utiliza mucho el término felicidad. Pero … ¿Qué significa ser feliz? Estoy convencida de que sabes lo que necesitas para ser feliz. Por este motivo a veces no entiendes porqué no lo eres si lo tienes todo: una casa, una familia que te quiere y te apoya, dinero para comprar lo necesario y pagar facturas…

Sin embargo, ser feliz no es estar contento todo el día, ni ver lo positivo a todo, ni dejar de sentir emociones que generan malestar. Tampoco es permitir que nada ni nadie te afecte. Para ser feliz tienes que estar satisfecho con tu vida, y para conseguirlo tienes que aprender a gestionar y regular tus emociones y tu mente. Sólo el estado de ánimo depende de tus pensamientos.

En Tu Giro Positivo pensamos que es importante diferenciar una emoción de un estado de ánimo, pues ahí radica el verdadero significado de la palabra FELICIDAD.

Un error muy común es confundir la felicidad con la alegría. Cuando esto ocurre, se genera muchísimo malestar. Y es que es imposible que el organismo reaccione sintiendo alegría ante todas las situaciones, hechos o circunstancias de la vida.

Una emoción es una respuesta subjetiva del organismo ante un escenario concreto. Por este motivo las emociones son intensas y cortas. Por ejemplo: si te llama un ser querido, sentirás alegría, y sorpresa si recibes un regalo.

Entonces … ¿Qué es la felicidad? Es un estado de ánimo

Un estado de ánimo es una forma de estar que se prolonga en el tiempo y no tiene una intensidad tan alta como una emoción. Al igual que ésta, no depende de un hecho o situación concreta, ya que la mayoría de las veces es difícil encontrar su causa inmediata. Se trata más bien de un estado determinado por los procesos cognitivos y emocionales de cada persona.

De ahí la gran conclusión a la que llegó el filósofo estoico Epicteto en el siglo I: Es importante lo que nos sucede, pero aún más cómo lo gestionamos

Muchas personas creen que la actitud es lo único que importa. Así que agarran el refrán “al mal tiempo buena cara” con ímpetu, y lo llevan a la práctica extrema.

Por favor, si eres una de estas personas, pide ayuda.

Todo lo que ocurre en la vida, cada hecho, requiere de una respuesta emocional. Esa es la forma en la que nuestro organismo se adapta a los hechos. Es normal sentir miedo o tristeza, lo preocupante sería no sentir dolor, incertidumbre o angustia ante absolutamente nada.

Lo verdaderamente importante es dar a cada hecho el tiempo y el espacio que se merece, pero sin dejarse llevar por los acontecimientos y, de manera progresiva, poner en práctica estrategias para volver a recuperar el estado de ánimo deseado.

Hay que cuidar y prevenir la salud mental, de la misma manera que se cuida la salud del cuerpo.  Si quieres aprender un poco más sobre este tema, te recomendamos escuchar este podcast de radio.

Y recuerda, dar un giro positivo a tu vida es posible y recomendable. Ponte en contacto conmigo y hablemos

Abrir chat
Hola
¿En qué puedo ayudarte?