Jenifer Sánchez Medina

Ni tres ni cinco: cuatro consejos para gestionar tu tiempo

Si quieres mejorar la forma en la que te organizas … te cuento cómo gestionar tu tiempo de manera eficaz.

“Tengo dos tipos de problemas: los urgentes y los importantes. Los urgentes no son importantes, y los importantes nunca son urgentes”. Son las palabras que dijo el 34º presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower , en un discurso en 1954.

Eisenhower creó la matriz que lleva su nombre, para distinguir qué tarea hacer en cada momento, dependiendo de su grado de importancia y urgencia, o su ausencia.

En Tu Giro Positivo sabemos que uno de los retos más comunes que encuentras en tu día a día es organizar el poco o mucho tiempo del que dispones de manera eficiente. Un objetivo que se repite tanto a nivel personal como en la sociedad en general.

Si en este momento este no es tu propósito… Seguro que en el pasado lo ha sido, o probablemente volverá a serlo en el futuro.      

Lo más importante no es el tiempo que tiene una persona -que es importante, claro que sí- sino cómo aprovecha ese tiempo. De nada sirve disponer de dos horas para realizar una tarea si sólo se es capaz de aprovechar 30 minutos. ¿Verdad?

Responde a esta pregunta:

¿Aprovechas tu tiempo?

Si tu respuesta es sí, ¡enhorabuena! No hace falta que sigas leyendo, aunque si lo haces es porque sabes que siempre hay algo nuevo que aprender.

Sólo recuerda que el día tiene 24 horas, ni 28, ni 30… Y que no puedes pretender que esas 24 horas se amolden a lo que tengas que hacer, sino al contrario.

Hay que revisar las tareas, la responsabilidad que te suponen… y por supuesto, las actividades que te gusta hacer también son importantes y tienen que estar incluidas en tu vida.

Si tu respuesta es no… ¡Felicidades! Has identificado el problema.

Ahora tenemos que ponerle solución

En primer lugar, no se puede ser eficaz haciendo cosas si estás emocionalmente desbordado.

“He observado que la gente que sale adelante aprovecha el tiempo que otros desperdician” dijo Henry Ford.

Y estas son las cuatro pautas que te propongo para no desperdiciar el tiempo:

  • Haz tus tareas de una en una. Está demostrado que la multitarea sólo provoca estrés y reduce la eficacia notablemente.
  • Si estás haciendo un trabajo y no avanzas, sea por el motivo que sea, déjalo y pasa a otra cosa.
  • Mejora tu atención y concentración en lo que estás haciendo, dedicando un rato previo al ejercicio físico. El movimiento contribuye a despejar la mente y mantiene la atención bien entrenada.
  • Combina las actividades que haces por obligación -trabajo, tareas domésticas…- con las que haces porque lo necesitas -ir al gimnasio, dormir, comer saludable…- Y no olvides que tienes todo el derecho de realizar actividades que te apetezcan, sin obligaciones ni necesidades. Tal vez no las puedas hacer todos los días, pero sí alguna vez por semana o varias veces al mes.

¿Quieres dar un giro positivo? Ponte en contacto conmigo.


Foto de Joice Kelly en Unsplash

Abrir chat
Hola
¿En qué puedo ayudarte?